la historia


portada_sabina.png
 

Sabina es una persona cercana, como tú y como yo, una persona de a pie, de la calle.  Madre de sus hijas y abuela de sus tres nietos. Una persona sencilla, que no pertenece a ninguna institución religiosa ni a ningún movimiento New Age, pero católica por su cultura.  Sabina es una mujer que a los 44 años de su vida  le sobrevino una experiencia que la transformó  por completo y que la llevó a estar en cama durante tres años, en los que casi pierde la vida y la razón al encontrarse de frente con una realidad que desbordó la forma de concebir su vida.
 

Una madrugada una frase en su mente la vino a “Despertar”… “Cuando mis ojos te miren sé que te encontraré y ya después ni con la muerte, yo a ti te perderé…”ahí sintió, “si no la recoges, la perderás” y entro en lucha por no comprender el porqué tenía que recoger esa frase.  Al Recogerla empezó su andadura  y desde entonces no ha parado de escribir.
 

Con los Diarios de Sabina, nos adentramos en la Experiencia Mística. Con un lenguaje sencillo pero de una profundidad abrumadora, profundizamos en el misterio del ser humano.  Con sus diarios, podemos llegar a notar dónde tenemos esos Límites con los cuales nos hemos identificado y no nos dejan ir más allá.
 

¿Para qué ir más allá? Ese ir más allá, nos adentra en la realidad espiritual. Una realidad que esta aletargada en el Ser humano y que es necesario despertar. Desde esa realidad el Ser se encuentra con una parte de si mismo desconocida y descubre la dificultad que hay en integrarla.

 
linea_turquesa.png

Es necesario completarse... encontrar la esencia. Comprender que somos seres espirituales y para eso necesitamos la guía de un Maestro, Sabina encontró en Jesús, la llamada, la guía, la dirección y la protección  para adentrarse en el misterio que tenía que afrontar.

linea_turquesa.png
 

Con los Diarios de Sabina, mientras los lees y penetras en sus páginas... sus palabras circulares, te van envolviendo, creando un estado interior distinto. Al principio es chocante, como el mismo choque que ella recibió. Pero a medida que uno se va familiarizando con su mensaje y vocabulario... se penetra y se siente esa grandeza de la que todos formamos parte. Estos Diarios nos sacan del propio Yo personal con el cual nos hemos identificado y poco a poco ese yo, va ensanchándose y reconociéndose dentro de una realidad mayor.
 

No nos quedemos en la superficie.  No nos quedemos en una realidad fragmentada... hagamos un trabajo de concienciación profundo y sincero. Seamos esos eternos alumnos que están siempre dispuestos a crecer.
 

Todos somos llamados, la Humanidad en su Unidad mística hace de todos nosotros seres que están buscando reconocer el misterio profundo de la esencia de su ser.

 
sabina1.png
 
 

¡Afrontar el misterio de la propia experiencia humana es un desafío para la razón!  

cierre-about.png